De los trabajos que salieron de la pluma de Don Arturo

Quien con generosidad tanto lee y estudia, alguna vez siente la necesidad de tomar la pluma para expresar y comunicar a sus semejantes los ideales que inquietan a su espíritu. Don Arturo no fue ajeno a este sentimiento y dejo una extensa obra escrita.

 

Con el seudónimo de Juana de la Ferlandière publicó, en 1916, “Cartas Femeninas”; conjunto de cartas con un claro sentido moralizador. Un original folleto publica en 1923 sobre “La religión del héroe”. En 1938, con motivo de celebrarse el III Congreso Eucarístico Nacional, dio a luz “Floresta Eucarística”; que tuvo el privilegio de ser el primer libro de poesías eucarísticas en español. Un año más tarde, reimprime con comentarios propios la pastoral de Mons. Jacinto Vera titulada “La inmoralidad e irreligión a causa de los malos libros”. En el año 1939 publica dos obras: “Esquema vital de Jerónimo Zolesi”, reconocimiento al esforzado compatriota y “Una lumbrera del episcopado español: Monseñor Leopoldo Eijo Garay”, opúsculo donde resaltaba los valores intelectuales y morales que adornaban al Obispo de Madrid. Tres trabajos más da a conocer en 1946: “La Bibliografía es archivo, erario y blasón de la cultura”, en homenaje al Papa Pío XI, quien antes de su elevación al trono pontificio, se había desempeñado como bibliotecario de la Santa Sede. “Catolicismo y Protestantismo”, la célebre obra de Mons. Mariano Soler, a la cual Xalambrí agrega un largo y sesudo prólogo. “Boceto del Presbítero José Ma. Fontes Arrillaga”, estudio sobre este sacerdote poeta, que completa con la recopilación de sus poesías en “El libro que su autor no vio”.

 

La figura del célebre jesuita historiador y formador de juventudes que fue Juan F. Salaverry, a quien Xalambrí conoció y admiró, quedó plasmada en su trabajo “La figura del Padre Juan F. Salaverry sobre el pedestal de sus libros”, del año 1947. Luego de un fermental viaje a España, Don Arturo publica en 1954 “España y Uruguay bajo el manto de María”. Lector incansable de Juan Zorrilla de San Martín, compone en  1956 su “Bibliografía fragmentaria y sintética del doctor Juan Zorrilla de San Martín”, obra de consulta para todo estudioso del poeta de la Patria. Decenas de artículos sobre diversos temas vieron la luz en publicaciones periódicas como: “El Bien Público”, “el Amigo”, El Diario Español”.